domingo, 25 de mayo de 2014

Simplemente, gracias.

Ayer por la tarde, mientras veía en un bar con los amigos la final de la Champions (ole esa décima!) recibí un mensaje muy especial, motivo por el que hoy escribo esto, y que me gustaría compartir. Al ser un mensaje privado, mantendré el anonimato de esta persona.

"Muy buenas Desirée :)
Sólamente quería darte las gracias. Gracias porque acabo de ver que me sigues en instagram y para mi es algo alucinante estar en contacto con la persona que, cuando tenía apenas 12 años, me hizo enamorarme de la fotografía. Seguí tu 365 días sin perderme ni un sólo dia y hoy día, con 18, ya tengo muy claro que no puedo vivir sin una cámara entre las manos.
Espero no haberte molestado.
Besos."

Casi lloro de la emoción. A veces una se siente muy sola dedicándose a algo que no está establecido en la norma general. Es complicado no tener la seguridad de un funcionario que recibe su sueldo cada mes, o el respeto laboral que puede tener un abogado, un médico o un ingeniero. Los artistas supongo que siempre seremos los eternos incomprendidos, y mucho más en nuestro país. Pero gracias a mensajes como éste, una lucecita se enciende en nuestro interior, y nos hace seguir hacia delante.
Es realmente increíble cuando un sólo instante te hace consciente de que a través de tus imágenes puedes influenciar a personas totalmente desconocidas, hasta el punto de cambiar sus vidas, y que al mismo tiempo están ahí a tu lado apoyándote en la sombra, sintiendo emociones, y siguiendo tus trabajos sin haber cruzado contigo una palabra. Aunque ya le di las gracias por privado a esta persona tan bella, me gustaría hacer hincapié desde aquí y dar las gracias a todas aquellas que no os conozco aún.
Soy consciente además de que no soy una artista con un gran número de fans en las redes, ni tengo especial difusión en los medios. Pero gracias a vosotros por entrar en mi web, blog, facebook, twitter, instagram, o la red que sea, y apoyarme, envueltos en vuestra intimidad y silencio. Gracias por dedicar parte del valioso tiempo de vuestras vidas a ver mis trabajos, admirarlos y valorarlos. Yo sólo soy una chavala cualquiera que un buen día se topó con una cámara en las manos y decidió pasárselo bien con ella (y que lo sigue haciendo). Pero no hay nada más gratificante en este mundo, que saber que esto que me divierte, a unos cuántos de vosotros, os gusta.

Así que, gracias. 


Publicar un comentario en la entrada